Nacido en una familia Kurda del norte de Siria (Kobané) Miço Kendeş, se nutrió de historias y de los cuentos contados por su abuela, cuentos y epopeyas relatados en las noches de su casa de familia. Allí encontró la materia para cultivar su pasión, el canto.

Aprendió a tocar el bouzouki y la tambora solo, después enriqueció su cultura musical aprendiendo el laúd, el estudio de maqams en Alepo y la música occidental en Neuchâtel. Hizo un censo de cientos de cantos tradicionales Kurdos, para preservar los más auténticos y así restituírnoslo con el refuerzo de su bella voz y su maestría de técnicas vocales, propias a su región de origen.

Crea en el 2001, su grupo de cantos épicos, constituido de músicos kurdos originarios de Irak, Irán, Turquía y Siria. Su nueva formación busca darles otra vez vida a textos de poetas sufís árabes, iraníes, y kurdos, a través de la música y el baile. En colaboración con la cantante iraní Sara Hamidi, el músico de laúd Pejman Tadayon, la coreógrafa Rana Gorgani y el tocador de tombak Darius Soltani, Miço Kendeş presenta un proyecto musical muy original y conmovedor, que recoge tradición y modernidad.

En Suiza en margen de sus conciertos, Miço Kendeş, propone cursos individuales y formaciones a cantantes principiantes y profesionales.